Una mañana con Wordperfect 6.0

Esta mañana aprovechando que tenia que redactar un par de escritos personales y ya que estuve trasteando con procesadores diseñados para escribir sin distracciones como wordwrinder y ya que he usado emacs como editor rtf, me he decidido volver a usar wordperfect 6.0 para escribir la correspondencia de esta mañana y de paso comentaros mi experiencia.

Captura de pantalla de 2017-10-16 00-37-22

A simple vista lo primero que nos sorprende, acostumbrado a usar procesadores de texto como Microsoft Office (sobre todo a partir de la version 2007) es que nos encontramos ante un espacio de trabajo totalmente limpio con una barra de herramientas simple, lo cual hace que nos centremos mas facilmente en el texto, lo cual viene a dar la razon a los seguidores de los procesadores de textos que buscan trabajar sin distracciones y centrandose en el texto.

Como herramienta de trabajo nos sirve para evaluar la cantidad de funciones extra que se le han añadido a los procesadores de texto en los ultimos 25 años haciendo que sean herramientas mucho mas complejas, aunque tambien te planteas si muchas herramientas que traen los procesadores de texto actuales son necesarias.

Vamos a extrañar muchas funciones como la cantidad de fuentes que tenemos disponibles hoy en dia pudiendo solamente escoger unas pocas opciones como son: negrita, cursiva, y los diferentes tamaños de letra.

Captura de pantalla de 2017-10-16 00-42-50

Sobre la compatibilidad del fichero generado Microsoft Word es capaz de abrir perfectamente los archivos de Wordperfect 6 y tambien tenemos la posibilidad de guardar nuestro dcumento en formato RTF con lo cual podremos acceder a nuestro archivo en otro ordenador ya bien sea para imprimirlo o para convertirlo a otro formato mas acorde a las necesidades actuales.

word

En conclusión despues de estar trabajando toda una mañana  en un entorno, comparado con los actuales, minimalista, comprendo perfectamente a aquella gente que se queja que la cantidad de florituras de los procesadores de texto actuales y que sólo quieren centrarse en el texto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *